viernes, 11 de junio de 2010

A contratiempo...


A contratiempo, tiempo en mi contra, y me encuentras sentado a orillas de tus minutos, a minutos de tu orilla, observando a las agujas guiar el paso del tiempo, mientras cada instante se deshojan uno a uno los segundos y yo como reloj siento pasar el tiempo. Donde quiera que veo está tu tiempo, a contra y en contra. El mío constantemente en marcha, en un vaiven interminable, inconmesuradamente va sin detenerse, las paredes de mi casa estan forradas con horas y horas inacabables de pensarte, y abro el grifo y prontamente encuentro un mar de minutos de tu ausencia, y me agarro de una aguja, para salir a flote, mientras entre los minutos van recuerdos y alegrias, y segundos de lágrimas, de suspiros. Estamos a contratiempo, sintiendo, pasando, siendo, estamos a contratiempo y me detengo y te pido la hora, simples sesenta minutos, tu hora, para llevarla conmigo, y me das un minuto, y me das un segundo, y en un abrir y cerrar de ojos tú te has ido...

A contratiempo, tiempo en contra, no es que le siga, es que él me sigue... Y lleva colgada entre los segundos la pregunta que me has dicho...¿Qué vas a hacer?

2 comentarios:

ONUBIUS dijo...

Continuas batallas contra el tiempo que inexorablemente no deja su brazo torcer, sigue fiel a su destino, al ritmo que marca el entresijo de su maquinaria sin importarle que o quien esta dispuesto a darlo todo por su tesoro...

abrazzzusss

.::Fran::. dijo...

Un gusto toparse contigo.
Saludos